domingo, 21 de diciembre de 2008

Estampas Tornavaqueñas

Algunas estampas de Tornavacas en la cabecera del Valle del Jerte captadas en distinta época del año.

video

domingo, 14 de diciembre de 2008

The beauty of autumn in Jerte´s Valley

Beautiful and wild nature, with a touch of subtlety, chestnut in ocher, brown in oaks, with amber light, eternal health. Spain autumn, in Tornavacas Beautiful.

autumn in the jerte valley
Chestnut in autumn

Nieves perpetuas

Lejos quedan esos tiempos de nevazos sempiternos, que duraban en la sierra hasta otro agostadero. Sólo quedan los relatos y leyendas, escuchados de los sabios que pudieron conocerlos; las trochas hasta las fuentes, también para los muertos, las cabras en los majales, las gallinas que no salen, calados hasta los huesos con el "mantrinche" a las costillas, los lobos que no se espantan, comemos un cacho morcilla.

A la memoria de esa gente tan humana y trabajadora, a esos paisanos de Tornavacas que vivieron en sus carnes la dureza de los tiempos de las nieves casi eternas.

arboles nevados en tornavacas
Robles con nieve en Tornavacas

lunes, 8 de diciembre de 2008

Tiempos de regreso

LLega el tiempo del retorno, de marchar para otras tierras de volver por los caminos siempre llenos de maleza.
Con la dificultad acordada por "vaqueros" de corbata, caminan las reses despacio deseosas de otros pastos, "jaspeadas" del cemento ¿son cordeles de otro tiempo?
Así es el regreso a la extensa Extremadura para volver en primavera por cordeles y veredas , subir el puerto Tornavacas y pastar en la meseta castellana.

transhumancia en el valle del jerte
Vacas avileñas de cordel Valle del Jerte

Cambio estacional

El invierno se adelanta, pero el otoño resiste, los fríos aprietan las nieves se presentan, el bosque se duerme el "mujo" siempre verde, el rojo pasión despierta la emoción.

rusco en el valle del jerte
Rusco en Tornavacas
musgo en el valle del jerte
Musgo en invierno
inicio del invierno en tornavacas
Primeras nieves del invierno

jueves, 20 de noviembre de 2008

Tenue transparencia

La bruma en las pedreras, la niebla en las barreras, el silencio está en el monte... es de día y parece de noche.
Húmeda belleza y pobre luz que apenas deja ver más allá de los pies, manto que enmudece y envoltura que te pierde.

niebla en la sierra

domingo, 16 de noviembre de 2008

Barrera Yerba y Erizos

Como resquicios de un tesoro así quedan las cubiertas espinosas de la preciada castaña. Esperando a ser recogidos para no mezclarse con la hierba, aportando sin saberlo otra imagen bella en el otoño infinito.
Da igual donde se mire, da igual donde se ande, a donde quiera que vayas la estampa siempre agrada.

erizos de castaño y prado en tornavacas
Otoño, prado y castaños

viernes, 7 de noviembre de 2008

El Otoño en Tornavacas

Como huele el campo en octubre, que humedad desprende la tierra, que silencio emanan los bosques, que bonitos se ponen los robles.
Como duende entre la niebla, con el frío de la sierra, con las cumbres blanqueantes, con el corzo vigilante. Así es el otoño en nuestro pueblo, enigmático y precioso, violento, a la vez que mojado, bonito y sobre todo silencioso.

nieblas y otoño en el valle del jerte
Valle de Becedas, nieblas de otoño

La Tierra al Desnudo

Que sería del ser humano si fuese con los órganos al aire...
posiblemente la especie más vulnerable de todas las que habitan en la tierra herida,
y a pesar de todo nos creemos los reyes del mundo.
Futuro incierto, pasado muerto, presente dulce, mientras la Tierra sufre.

desertificación provocada por el hombre
Raíces desnudas de Roble

domingo, 26 de octubre de 2008

El Gran Castaño

Sin lugar a dudas es éste uno de los tesoros botánicos de Tornavacas, ha sobrevivido a todo tipo de inclemencias y a la mano del hombre sobre todo, muy codiciado años atrás por su preciado porte, pero salvado por su propio domicilio.

Hoy en día sigue viendo pasar el tiempo, por desgracia ya no le "abonan" como antes, ni disfruta de la frescura estival de años pasados, pero continua escribiendo páginas en la historia de su vida y a buen seguro que durante muchos años más.
Propuesto por un "amigo" suyo como árbol singular, a la consejería de medio ambiente de la junta de Extremadura, sin haber obtenido aún respuesta alguna, claro éste no da beneficios como " las cabras".

Para los que hemos tenido la suerte de conocerlo desde siempre, es un orgullo poder seguir observándolo inmune a todos los avatares del tiempo.

castaño en el valle del jerte
Castaño en Tornavacas

sábado, 25 de octubre de 2008

Tamujo

El mundo siempre verde, esponja natural, alfombra de las piedras
y colchon para las hojas. Cómplice de la niebla y amigo de la lluvia,
huye del astro rey, gustoso de las sombras, zapato para los robles, bonito junto a los ocres.

musgo en el otoño valle del jerte
Musgo en Tornavacas

domingo, 19 de octubre de 2008

The Best Mountains of Spain

Variedad altitudinal, azul y nieve, marrón y verde.
Belleza extensa y montaña eterna, laderas frondosas y cumbres borrascosas.

La montaña en Tornavacas.

Reserva natural en el valle del jerte
Reserva Natural Garganta de los Infiernos

A " Maramontes "

Vaya estampa, miedo escénico y sonido aterrador.
¡ Qué garganta !
Belleza ensordecedora.

Crecida por las lluvias en valle del jerte
Crecida en la Garganta de Becedas

viernes, 17 de octubre de 2008

Museo Natural

En determinadas ocasiones la naturaleza nos ofrece distintas estampas propias de un museo. Bien es cierto que muchas de ellas son perecederas,
pero cuando tienes la suerte de poder verlas, la sensación es indescriptible.

otoño en el valle del jerte
Hojas de castaño y musgo

jueves, 16 de octubre de 2008

El mundo al revés

Tanto quiere el ser humano manejar los hilos del mundo, que muchas veces se equivoca.
El hombre camina hacia su desaparición y todos somos cómplices,
de algún modo todos contribuimos en agrandar está catástrofe. Pero lo más curioso es que cuando se nos pregunta por éstos temas, parecemos los salvadores del mundo,
todos somos "ecologístas" o defensores de la naturaleza.
Desgaciadamente nos engañamos a nosotros mismos,
y mientras tanto la Tierra perece sin que nada, ni nadie hagamos algo realmente fructífero.
La naturaleza nos enseñará su verdadero poder," tiempo al tiempo".
El mundo al revés.
Raíces de roble en tornavacas
Raíces de roble melojo

miércoles, 15 de octubre de 2008

Por los caminos de antaño

Poco queda de aquellas calles empedradas, de caminos enrollados y calzadas "romanas"; Algún que otro patio y poco más.
Que trabajos tan bien hechos y planificados, que dureza eterna demostraban las piedras. Por desgracia casi todo eso ha quedado en el recuerdo, aunque todavía quedan resquicios de todo aquello.

Antiguo camino en tornavacas ruta de carlos v
Camino de piedra, ruta de Carlos V

martes, 14 de octubre de 2008

El macho montés en Tornavacas

Hermosa estampa de un macho montés, especie que habita en la sierra de Tornavacas desde hace varios siglos.
Posado natural, silueta perfecta, discreta complicidad sin dejar de observar el peligro constante.

macho montes en tornavacas
Macho montés Tornavacas

La seca Extremadura

vegetación en el Valle del Jerte
Vegetación en Tornavacas
Existe el tópico en la España culta que Extremadura es grande, extensa y sobre todo seca, muy seca.

Quizás por desconocimiento o por no haberla visitado.

Algunas de estas imágenes ayudarán a demostrar que no es cierto, que hay laderas verdes, árboles y sobre todo agua, mucha agua.


lunes, 13 de octubre de 2008

El Gran Capitán


Bellísimo ejemplar de tejo, estupenda reliquia botánica, memoria viva de los avatares del tiempo, de la huella del hombre en su cuerpo. Enclavado en un maravilloso paraje, con el relevo generacional asegurado, es sin lugar a dudas una de las joyas botánicas de Tornavacas. 
 taxus baccata en el Valle del Jerte
Tejo (Taxus baccata)

Evolución

nubes en el valle del jerte
Tornavacas, nubes de evolución
Despertar, crecer, continuar.... aún hay tiempo.
Evolución como nube inmensa, conservando la esencia sin perder el tiempo, mirando a las nubes pero con los pies en el suelo,
con la fuerza de la vida y valorando el silencio.

jueves, 9 de octubre de 2008

Precioso y fascinante

Que pureza desprende mi añorado Peña Negra, que belleza sútil. Que momentos y sudores, que casqueros y temores, el sonido de las piedras por la vejiga "pabajo". Que frescura en tus entrañas, refugio a la vez que calma. Custodiado por el vuelo de la reina de las aves, siempre querido y amado por todo aquel que lo sabe.

sierra de tornavacas
Tornavacas, Valle del Jerte

martes, 7 de octubre de 2008

Un mundo maravilloso

Llega octubre y con el las lluvias, el dominio del ocre con la hojarasca el ramaje y por supuesto las setas.
Una afición vitalicia, curiosa y llena de sorpresas.
Castaños y robles se alfombran de ellas, las quieren y ocultan entre sus hojas muertas.

boletus en el valle del jerte
Setas en Tornavacas

Almendras Naturales

garganta de becedas en Tornavacas
Tornavacas, Garganta de Becedas
Enormes cantos rodados, moldeados por la fuerza del agua.
La naturaleza nos muestra sus encantos, su belleza, unas veces en verde y otras en piedra.

domingo, 5 de octubre de 2008

El agua en Tornavacas

nieve en el Valle del Jerte
Deshielo en Tornavacas
Es dificil valorar todo el patrimonio que posee Tornavacas, con tantos recursos la tarea se antoja complicada, pero hay algunos que se argumentan a sí mismos, es el caso del agua.
Tornavacas es el pueblo donde nace el agua, donde fluyen manantiales por todos lados y donde el conjunto hidrográfico enriquece las tierras y llena de verdor las laderas y los montes.
El número de fuentes es incalculable, dando lugar a distintos arroyos que a su vez enriquecen a las indomables gargantas, las cuales forman el comienzo del río Jerte.
En un planeta cada vez más seco y con un número de desastres "naturales" cada vez más frecuente, es correcto pensar que Tornavacas es un pueblo afortunado al poseer un conjunto hidrográfico tan inmenso.
Todo esto no sería posible sin la lluvia, pues es quién surte a nuestros manantiales, unas veces en agua y otras en nieve o granizo, la continuidad del líquido elemento parece asegurada. Con un índice de precipitaciones superior a 1500mm anuales, la frescura en nuestra tierra está garantizada.
Bien es cierto que cada vez llueve menos, y las precipitaciones son cada vez más dispersas, pero ahí está nuestra sierra para sujetar las borrascas atlánticas y obligarles a descargar su preciado tesoro.
Con el inquietante futuro climático y los posibles cambios planetarios es difícil adivinar como será la vida en pocos lustros, siempre nos quedará en el recuerdo la inmensa riqueza fluvial que " tuvo " nuestro pueblo.

sábado, 4 de octubre de 2008

Eternos Recuerdos

Un profundo sentimiento
Caminar y caminar, 
rebosante de energía muy deprisa y sin parar.
Enseñanzas y recuerdos con prudencia y sabiduría,
detenerse y esperar a ver si se aclara el día.
Necedades juveniles, imprudencias pasionales son curadas con esmero, subsanadas enseguida.
Saber andar en la noche, poder correr entre el día y conocer todos los caminos ¡Que memoria Madre mía!
Cual becerro tras su madre caminando y aprendiendo, intentando recordar casi todos los momentos.
Cuando la hierba está alta y la víbora está al acecho,
me subo en su espalda tierna para no pasar miedo.

Poder ver un animal y saber qué está ocurriendo,
esconderse tras un canchal para protegerse del viento.
Que paciencia en las gargantas, que silencio ante el espejo,
invisible como nadie pero siempre con trofeo.
Conservando y respetando, 

enseñando lo que es nuestro,
aprendiendo sin cesar ¡Dios mío! no me da tiempo.
Escuchando los relatos de un zagalón aventurero,
corrigiendo los errores cometidos otra vez luego, 

pero siempre con cariño, con respeto y con esmero.
Maestro en todas las artes, sin la necesidad de saberlo.

¡Qué grandeza y qué orgullo! ser parte de tu cuerpo.

Cerezos en flor

Valle del Jerte con los cerezos en flor, anunciando el fin de la estación invernal.

Cerezos en flor en el valle del jerte
Cerezos en flor, Valle del Jerte

Escudo y Bandera de Tornavacas

Escudo y bandera de Tornavacas.

Escudo y Bandera de tornavacas
Tornavacas


Reserva Natural Garganta de los Infiernos

Reserva natural garganta de los infiernos
Pico Castifrío en Tornavacas
La Reserva Natural Garganta De Los Infiernos es un espacio "protegido" que se encuentra en la cabecera del Valle del Jerte.
Tornavacas posee el 60% del territorio de la reserva.
En la imagen Castifrío, despojándose ya de su vestimenta invernal, precioso paraje inicio de la Garganta de San Martín.

viernes, 3 de octubre de 2008

Balneario alpino

laguna en la sierra
Laguna, Tornavacas
Sabiduría animal en busca de hierbas frescas.

Emblema de Tornavacas

Cima del Torreón, pico emblemático dentro de la orografía tornavaqueña.
Argumento para infinidad de excursiones, relatos y aventuras, temple de piernas y sudores,
gustoso sacrificio, enorme recompensa, paredes verticales, callejas, manzanilla y herencia de glaciares.

Sierra de Tornavacas
Pico el Torreón Tornavacas

Refugio otoñal

Estampa indicativa del cambio estacional,
riqueza espinosa, refugio seguro, y tesoro escondido.
La castaña, alimento base hasta la llegada de la patata, procedente de América.

Castaños en el valle del jerte
Castaños en Tornavacas

jueves, 2 de octubre de 2008

El Circo Negro

Lugar emblemático y característico dentro de la sierra de Tornavacas, corona natural y agreste donde las haya, canchales y más canchales salpicados de carabones con ventana propia para observar el mundo.

Sierra en Tornavacas en el valle del jerte
Sierra de Talamanca,  Tornavacas, 

El Penie de Viento

Hay una palabra, todavía tuya,
que amaste sobre otras sagradas palabras,
la palabra más difícil de pronunciar
ante uno mismo y los otros: el perdón.


Del más noble sentimiento humano
creaste la imagen de tu Dios:
sólo ama el que perdona.


De aquí nace la esperanza
en el himno que nos salva a todos:
" espera, y espera que el cielo sea por siempre
tu mansión ".


Una imagen, un árbol, una palabra,
definen las raíces: espacio invisible
de un amor que nos protege en todas partes.


Perenne ofrenda del acebo,
florida alegría de la albahaca,
el río límpio del alma en el cuerpo
que brama la inocencia del macho cabrío
engalanado con flores y estrellas del deseo
en el canto primitivo.


Quién vive en un barranco
tiene que mirar siempre a lo alto.
La Cruz es el árbol más esbelto
de la colina más elevada del pueblo.


El tornavaqueño sabe que nadie vuela solo,
que la soledad es el frío vacío
del que no tiene un nombre que con amor
suene en otros labios.


Soñadores buscando la verdad
de un alto vuelo,
locos pájaros prisioneros
de fuegos y de oráculos borrachos.
Mujeres sin sombra
que remiendan los corazones solitarios
de los mudos bardos.
un alma que vuela hacia el fondo
perdiéndose... encontrándose...
en el sagrado sitio de la tormenta
donde nadie escapa de sí mismo.


En el esplendor de la memoria
el legendario paraíso soñado:
" Villaflor de la Cadena. "
Hermoso nombre para un sueño
de relámpagos en la noche de los tiempos.


Quién sueña la eternidad
vivirá por siempre.
En la lluvia de otoño bajo los castaños,
en la lluvia de pétalos blancos bajo los cerezos,
en el silencio puro de la nieve...
y en el viento,
porque el amor de esta tierra
nos peina con el viento.


Antonio Sánchez Núñez.



miércoles, 1 de octubre de 2008

Belleza colgante

Que recuerdos y dulzura, que pinchazos y que amarguras.
Que vivencias de la infancia, que momentos y que hermosura.

Frutos del bosque en el Valle del Jerte
Tornavacas, Frutos silvestres

domingo, 28 de septiembre de 2008

Un momento por favor

Enseguida voy que me estoy cambiando.

Animales en el valle del jerte
Tornavacas, Naturaleza


El mundo en verde

El mundo en verde, el verde mundo, vida sobre muerte, muerte sobre vida.
Laberinto monocolor salpicado de manchas oscuras,
tristeza y melancolía ¡Queda menos verde cada día!

 Liquenes en el granito en Tornavacas
Tornavacas, líquenes en el granito

Valle del Jerte

Costumbres y tradiciones en el Valle del Jerte.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Los Infiernillos

Umbría de la sierra de Tornavacas
Sierra de Tornavacas
Hermosa estampa primaveral de los infiernillos.
Variedad altitudinal bien representada con árboles vestidos, montes despertando y cumbres hibernando.
Naturaleza en Tornavacas.

martes, 23 de septiembre de 2008

Supervivencia

Cuando las condiciones se endurecen y ponen al límite la continuación de las especies, sobresale la casta de algunas de ellas para superar las adversidades climáticas , haciendo aún más grandes los misterios de la propia naturaleza.

 Nevada en Tornavacas
Tornavacas, Invierno

lunes, 22 de septiembre de 2008

El Corazón del Sueño

Una calle enamorada de balcones abiertos
con llameantes claridades de geranios
y golondrinas sagradas que multiplican el vuelo
del fulgor y de la llama.


Un rayo de luna en la ventana
del niño dormido que sueña
con una amarilla manzana.


El verde lucero de la esperanza
con los ojos abiertos a la evidencia amada
del pan dorado del día recién hecho.


El milagro cotidiano del puente
que une las distintas orillas
de lo dormido y lo despierto
en el justo centro de la memoria perfecta del agua.


Palabras mágicas: cantos,
una historia del corazón sin huecos,
la amada forma de la compañía de los otros
que configura el deseo de mirarse juntos
en el espejo.


El torito bravo
y el pajarillo zarzalero,
el pan de la ternura en la boca,
una brizna de luz
para dar comienzo al mundo.


Un pueblo y el sueño:
el baile en el centro de la plaza
para que la memoria habite la soledad sin nadie
y la lluvia rota de los portales en la melancólica guitarra.


Voces en la corriente,
astillas del silencio,
raíces del aire,
la luz de las riberas
es la voz detenida del corazón del sueño.




Antonio Sánchez Núñez.

martes, 2 de septiembre de 2008

Azul y Roca

Una esquina del mundo,
donde acaba el suelo y empieza el cielo o donde empieza el suelo y acaba el cielo.

Cielo y piedra en Tornavacas
Sierra de Tornavacas

Pastando en libertad

Tranquilidad y descanso en plena naturaleza,
panorámica impresionante desde el collao saleras.

Caballo pastando en el valle del jerte
Sierra de Tornavacas, Valle del Jerte

La Campana

Donde llega el límite arboreo y donde aparecen los canchales,
allí donde canta la chicharra donde "suena" La Campana.

Cima del pico la campana en Tornavacas
Tornavacas, La Campana

domingo, 31 de agosto de 2008

Un pueblo con encanto: TORNAVACAS

Quizá por el paisaje, o por su paisanaje, tal vez por sus costumbres, o por charlas a la lumbre, o simplemente caprichos de la historia, Tornavacas siempre está en nuestra memoria.

Con un patrimonio impresionante y una historia que lo avala, tenemos la suerte de ser nacidos en esta villa.

Argumento de infinidad de libros, mina incalculable de recursos, donde nace el agua en el puerto mismo, ahí empieza nuestro pueblo, tan inmenso y rico.
Cabecera del Valle del Jerte y con un extenso territorio, es sin duda un pueblo distinto.

Vista del Valle del Jerte
Tornavacas, Valle de Jerte

Paraíso natural con nieves casi perpetuas, rebosante de agua y vida teñido de verde para siempre con fauna y flora endémica, cumbres máximas de ámbito regional , valles herederos de glaciares, lagunas naturales e infinidad de canchales, pastizales alpinoides, reliquias botánicas e historias de lobos, ese es nuestro pueblo que tiene casi de todo.

sábado, 30 de agosto de 2008

Depositos jurásicos

Erosión del agua en la piedra
Tornavacas, Erosión en el Granito

Agua en roca

La erosión de la lluvia en la roca granítica da lugar a sinuosas formas y recovecos en nuestra sierra.

Agua en estado puro

garganta de becedas en tornavacas en el valle del jerte
Tornavacas Garganta de Becedas
Garganta de Becedas.

Desde las cumbres del Calvitero bajando los escalones naturales moldeados por su propia fuerza desciende el líquido elemento llenando de vida los parajes circundantes.