domingo, 31 de agosto de 2008

Un pueblo con encanto: TORNAVACAS

Quizá por el paisaje, o por su paisanaje, tal vez por sus costumbres, o por charlas a la lumbre, o simplemente caprichos de la historia, Tornavacas siempre está en nuestra memoria.

Con un patrimonio impresionante y una historia que lo avala, tenemos la suerte de ser nacidos en esta villa.

Argumento de infinidad de libros, mina incalculable de recursos, donde nace el agua en el puerto mismo, ahí empieza nuestro pueblo, tan inmenso y rico.
Cabecera del Valle del Jerte y con un extenso territorio, es sin duda un pueblo distinto.

Vista del Valle del Jerte
Tornavacas, Valle de Jerte

Paraíso natural con nieves casi perpetuas, rebosante de agua y vida teñido de verde para siempre con fauna y flora endémica, cumbres máximas de ámbito regional , valles herederos de glaciares, lagunas naturales e infinidad de canchales, pastizales alpinoides, reliquias botánicas e historias de lobos, ese es nuestro pueblo que tiene casi de todo.

sábado, 30 de agosto de 2008

Depositos jurásicos

Erosión del agua en la piedra
Tornavacas, Erosión en el Granito

Agua en roca

La erosión de la lluvia en la roca granítica da lugar a sinuosas formas y recovecos en nuestra sierra.

Agua en estado puro

garganta de becedas en tornavacas en el valle del jerte
Tornavacas Garganta de Becedas
Garganta de Becedas.

Desde las cumbres del Calvitero bajando los escalones naturales moldeados por su propia fuerza desciende el líquido elemento llenando de vida los parajes circundantes.