miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cambio de estación















Entramos en la última etapa del año climático, con la belleza desnuda de los árboles y las nieblas que emergen del suelo, la humedad domina y la luz se desvanece en el horizonte. El frío ya corona las cuerdas tornavaqueñas, tímidamente iluminadas y los torrentes se detienen sujetándose a las piedras, ofreciendo algo de luz en las tenebrosas umbrías. El ramaje se ennegrece en los castaños y los robles marcescentes nos engañan mientras tanto el acebo está en temporada alta, se le divisa desde lejos.El recencio es quien se impone, el sol simplemente colabora, se pasea cabizbajo desde cuerda llana hasta el chistero, sólo aporta algo de luz menos mal a que hay brasero. Enclavado en la montaña con los chuzos descolgados se va pasando el invierno en mi Tornavacas amado.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Nuestro Mundo

A pesar de los estudios, de teorías “ verdaderas”, de hipótesis una y mil, despues de tanto auto engaño, no hemos desaparecido todavía. Resulta curioso que en función del interés de quien lo emite, se vea de una u otra perspectiva la irreal noticia.
Los distintos argumentos usados por el hombre con el único fin de tranquilizar al ignorante ciudadano, se van agotando. Tiempo hace ya que hay síntomas preocupantes, que hay voces que lo reivindican, que a esos cuantos a los que nos importa nuestra casa, tenemos especial preocupación por lo que sucede. En una vida tan corta como la del hombre no se pueden apreciar cambios planetarios tan drásticos, y mucho menos si se perciben en menos de dos décadas, como me ha demostrado mi vecino manantial.
Es muy dificil luchar contra el afán capitalista-devorador de gran parte de la población, resulta tarea dificil y costosa, es como la hormiga contra el elefante, pero cuando al elefante se la acaban los recursos, denota nerviosismo, y camina hacia otros territorios con la misma intención devastadora con la que trató a los anteriores.
Poco importa que la nieve se derrita, hay petroleo debajo, o sea , que no es tan grave, mucho menos que nuestros pulmones desaparezcan, tengo dinero para lo que haga falta, y de la interminable sequía no digamos, ya hemos inventado una nueva lluvia, aunque un poco más ácida.
¿Qué veremos en pocos años? Las especies trasladándose hacia lugares más frescos y más altos, y no sólo las animales, pero ¿ y las que ya viven allí? ¿Y nosotros, viviremos en la cumbre? ¿o ya hemos tocado techo? La respuesta es una incognita, la naturaleza no improvisa, todo tiene su porqué, estaba todo planificado para una continua y perfecta armonía, y es cuestión de poco tiempo. La catástrofe se avecina y es posible que no todos estemos en la cumbre.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Colores en la alta Extremadura















El bosque caducifolio se rinde ante el avance de la estación otoñal. Como soldados sumisos se despojan los árboles de su vestimenta, se quedarán desnudos, o porqué no, con el traje de invierno.
Las coníferas parecen ser dominantes, conservan su plumaje aguardando el azote invernal.





























La belleza es indescriptible, el paseo es doblemente placentero, tanto por el aire como por el suelo. El silencio se apodera, no se escucha al sotobosque, la perdiz asustadiza corre por la hojarasca, el ciervo ya “venteó” el peligro hace rato, mientras el jabalí aguarda la llegada del crepúsculo.















El arco iris natural de nuevo me sorprende, lágrimas de emoción se asoman ante la escasez de lluvias, los últimos boletus se despiden, las nieblas se sumergen en el valle, el musgo resucita en los canchales y los buitres…. Ya planean por los aires.

















sábado, 7 de noviembre de 2009

Desde mis entrañas

Nacido de un solo cuerpo, creado por más de un ser, ramificado hasta tocar el cielo y con los pies enterrados en el suelo. Regado por las nubes divinas, tapado por la cubierta invernal, alfombrado por los duendes del bosque y abonado por especies del monte. Custodiado por cumbres eternas, visitado en los días de niebla, observando los malos momentos, recordando los tiempos que fueron. Añorando en mi sombra el sestil…¿Tanto tiempo ha pasado, desde aquello que vi?

Escribiendo mil y una página en mi propio cuaderno vital, saludando a los pocos amigos que …. Esos que siempre están.
Monumento para unos, alimento para otros, despensa que nunca se agota, reliquia para quien me quiere y me adora.

Así voy pasando mi vida, bonita, extensa, dura y querida, sin saber que pasará en ésta u otra centuria, sin dejar de observar al sol… ni tampoco a la lluvia.
Con la única certeza de que “quien bien te quiere tarde olvida”.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Los Sabores del Otoño

La estación de los contrastes, con sus tonos tan variados, policromía infinita,
estampas siempre bonitas," golosinas" naturales que nos embaucan a los animales, sabiduría plasmada en el pergamino natural, enseñanzas de la naturaleza para progagar a las especies.





























domingo, 4 de octubre de 2009

La Despensa Natural

Llega la época de guardar provisiones para el invierno, ademas de nutrirse y almacenar energías, los animales rebuscan en la hojarasca el preciado tesoro. Unas serviran como alimento en los días fríos y otras acabarán germinando en lo más recóndito del sotobosque, olvidadas por sus guardianes y bien camufladas para no ser descubiertas por otros moradores de los bosques tornavaqueños.
Éste año no pasarán hambre en los días en que la nieve cubra la cubierta vegetal, pues puede que sea el año bellotero por excelencia, ya que la cosecha es muy abundante, algunos robles están domados por completo del peso que soportan, aunque ya dice el refrán: " Año bellotero, poco castañero". Sea como fuere la fauna de nuestros montes tiene asegurado el sustento para el invierno venidero.















LA BELLOTA
" Fui al campo, corte un palo, ni mu´ chico ni mu´ largo. Y con él hice dos mesas, dos artesas y el canastillo pa´ las cerezas".

martes, 18 de agosto de 2009

Los últimos oficios de la sierra

Para quienes hemos tenido la suerte de conocer la sierra de Tornavacas dentro de un perfecto equilibrio entre el hombre y su entorno, resulta inquietante verla ahora en los albores del siglo XXI, despoblada casi por completo de sus cuidadores naturales.
La mejora en la calidad de vida, el avance de las tecnologías y el aumento del bienestar, han contribuido a que la actividad del pastoreo haya ido desapareciendo de nuestra sierra.
















Los últimos cabreros se aferran a su legado histórico en un pueblo con una actividad ganadera tan abudante años atrás y que tanto se ha visto mermada en las últimas dos décadas. Luchando contra los trámites burocráticos impuestos por la administración y viviendo ajenos a las comodidades de los hogares modernos.
La montaña tornavaqueña también echa de menos los cuidados de vaqueros y cabreros, las trochas ya no se limpian como antes, las fuentes se pierden en sus entrañas y los caños acusan el estío de manera especial, amen del aumento de especies sin control, lo que provoca catástrofes irreparables, caso de incendios y desbordamientos de los cauces fluviales por culpa de tanta vegetación.
















No se sabe que ocurrirá en pocos lustros, puede que el efecto globalización "redondo como los quesos", nos lleve al bienestar absoluto; O puede que tengamos que volver a empezar a construir un nuevo mundo, basado en nuestra propia historia.
Sea como fuere, no abandonemos nuestra sierra, por que si no, seguro que se nos muere.

domingo, 2 de agosto de 2009

Jurdulaika

Como en la propia vida, no todo lo que se percibe es verdad, a veces cosas que incluso podemos palpar resultan ficticias o no son lo que aparentan. La naturaleza como siempre va por delante del ser humano y nos ofrece estampas, que dependiendo del lugar desde donde se observen, se aprecian de una u otra forma.















La montaña en Tornavacas nos descubre algunos de sus secretos para deleite de sus amantes. Disfrutemos pues de la belleza de mirarnos en su espejo.

jueves, 2 de julio de 2009

Las Cerezas de Tornavacas

Ambrunés la reina de las cerezas
La variedad más emblemática del Valle del Jerte, autóctona, con denominación de origen junto a las demás variedades tipo picota. Es sin lugar a dudas la mejor de todas ellas, su textura, su sabor, su dulzura. El sentir del paladar lo confirma, por algo es la más codiciada.

domingo, 7 de junio de 2009

Las Lagunillas

Sin lugar a dudas éste es el paraje más bonito de toda la sierra tornavaqueña.Herencia de morrena glaciar,moldeado por la fuerza de los hielos. Cual anfiteatro romano,con altares naturales, custodiado por el majestuoso Torreón, aposento y descanso para el ganado, depósito que surte la descolgada garganta del Tejaillo,y con la enigmática Laguna Negra como espejo tenebroso.

jueves, 28 de mayo de 2009

martes, 5 de mayo de 2009

Un Marco Incomparable

Tan exquisita es la naturaleza, que se convierte en arte para disfrute de sus amantes.Capaz de autoenmarcarse de forma natural y hacer enmudecer a los visitantes al museo.

domingo, 19 de abril de 2009

Salmo trutta fario

La reina de las aguas, así se podría definir a la indomable trucha común.Pobladora de los más agrestes torrentes sin miedo a las alturas subiendo casi a dos mil metros de altitud, escalando los hermosos chorreros en las gargantas tornavaqueñas,y sobre todo luchando por sobrevivir a tanto peligro.Sin lugar a dudas es la joya de la ictiofauna del valle del jerte, gustosa de aguas limpias y oxigenadas, como las que abundan en la sierra tornavaqueña.

sábado, 4 de abril de 2009

Explosión de belleza

Entre el azul infinito asoma el blanco de la flor del cerezo.La virginidad que posee atrae el zumbido de las abejas, es sin duda un marco incomparable de belleza.
Representa el futuro, la esperanza y alegría, recompensa al labrador tras un año trabajando, es sin duda un buen momento para poder celebrarlo.Con la vista sobre el cielo pues no siempre está igual de bello, enriqueciendo y mimando la tierra que tanto le ha dado, para poder recoger el preciado fruto en verano.

sábado, 7 de marzo de 2009

Se acerca la Primavera

Aunque el invierno que expira ha sido normal, pues ya hacía algunos años que no se veían hielos y fríos tan contínuos, el tiempo no se detiene y la primavera quiere empezar a asomarse a la montaña tornavaqueña. Es posible que se vuelvan a cubrir de nieve las cumbres más altas de Extremadura, y que los fríos vuelvan a Tornavacas pues aún quedan "las zorrás de marzo" pero la vegetación barrunta un cambio en el clima, los pajaritos cantan alegres y la reina de las aves lleva ya un tiempo con sus paradas nupciales, aunque tiene el aposento adornado de manera especial.
Pese a todo las nieves quieren aguardar el despertar de los árboles para acompañarles en esa preciosa estampa con las laderas floridas y las cumbres aún cubiertas.

viernes, 27 de febrero de 2009

Las nieves en TORNAVACAS

La alta Extremadura se cubre de nieve,escasa en los últimos años pero abundante durante el presente invierno.
Los montes nos ofrecen otra estampa distinta, y las cumbres se visten de temporada.
Tornavacas no es ajena a todo ésto y mantiene sus tradiciones bien arraigadas,los tejados blancos dejando escapar el humo recuerdan inviernos pasados, llenos de hielos y fríos, de aires serranos y días claros.

domingo, 15 de febrero de 2009

Las puertas del cielo en el Valle del Jerte

El Valle del Jerte

Este rincón extremeño situado en una esquinita de la extensa Extremadura, parece estar bendecido. El patrimonio que atesora es impresionante, sus pueblos, sus gentes, sus costumbres y sobre todo su paisaje.
Es una isla "siempreverde" custodiada por grandes montañas y regada por un sinfin de manantiales, ésto da lugar a una vegetación específica nutrida por una tierra rica, fresca y bien recogida por los lugareños en trabajados bancales, donde crecen los hermosos cerezos. Arboles que sustentan la economía de la comarca y que son visitados en primavera cuando estallan en una belleza incomparable. La estampa desde el puerto de Tornavacas observando miles de cerezos en flor es algo que no se olvida fácilmente, el profundo barranco esculpido por las aguas, las laderas blanqueantes, los montes despertando y las cumbres aún cubiertas de nieve despiertan en el visitante una sensación única.

sábado, 14 de febrero de 2009

The north face of the Peña Negra

Cuando un paraje rebosa de belleza, es lindo por todos sitios y tiene tantos argumentos paisajísticos, resulta muy fácil inmortalizarle, aunque yo no me canso de admirarlo y de sacarle en distintas épocas o desde diferentes panorámicas.
... aunque adornado con nieve, en medio del frio invierno,
al llegar el estío la pierde por ser un pico pequeño...

martes, 10 de febrero de 2009

Cuando el campo se hace Arte

La infinita belleza de la naturaleza, nos sorprende con el paso de las estaciones. Hay determinadas estampas que sencillamente son indescriptibles, sólo se pueden observar, disfrutar e intentar comprenderlas.
Los montes Tornavaqueños nos deslumbran con la blancura virginal del invierno, los bancales parecen pintados, mientras los árboles tiñen de gris la deslumbrante estampa.

sábado, 31 de enero de 2009

Geología Milenaria

Las impresionantes moles graníticas que forman el conjunto geológico de TORNAVACAS da lugar a las formas y colores más inverosímiles. La mezcla de minerales en su composición nos ofrece estampas tan atractivas como ésta.

domingo, 18 de enero de 2009

Borrasca en la cumbre

Ya va llegando el frío a las cumbres más altas de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, los canchales se cubren de blanco, la nieve se mete en los barrancos, los arroyos se congelan y las plantas parecen dormir, esperando a la bonanza del clima en primavera, mientras tanto la fauna sobrevive a la dureza invernal rebuscando el alimento entre las piedras y arbustos.

Helá barbúa

Típica helada nocturna en los campos tornavaqueños, cristales mínimos de hielo agarrados a las plantas, ramas o a las hojas, síntoma de cambio meteorológico.

Helá barbua, a los tres días mua....

domingo, 11 de enero de 2009

Cuchillos que no hieren

El clima sigue su curso, el hombre le echa otro pulso, la tierra parece dormida quizás porque está herida. No nos muestra su dolor aunque se le nota desde lejos, algo se me clava en el alma , me dice mi montaña amada, no son cuchillos naturales pero me hieren en el abismo, tengo un sendero nuevo pero no conozco el camino.