martes, 10 de febrero de 2009

Cuando el campo se hace Arte

La infinita belleza de la naturaleza, nos sorprende con el paso de las estaciones. Hay determinadas estampas que sencillamente son indescriptibles, sólo se pueden observar, disfrutar e intentar comprenderlas.
Los montes Tornavaqueños nos deslumbran con la blancura virginal del invierno, los bancales parecen pintados, mientras los árboles tiñen de gris la deslumbrante estampa.

No hay comentarios: