sábado, 29 de diciembre de 2012

La Gran Dama

Cuando el astro rey está en todo lo alto y los cielos deslumbran de azul, todos los seres vivos rebosamos energía. La luz nos hace más vivos, útiles, felices y tiernos. Sin embargo cuando las nubes aparecen y ocultan al sol, todo se desvanece el silencio cae como un manto sobre todo.
A pesar de todo la niebla es un elemento más, necesaria como la luz. Si no hubiese días oscuros sería imposible observar esta  silueta oculta en los días claros.



Por muy oscuro que parezca, por muy negro que se vea, por mucho silencio que traiga la niebla, hay momentos que solo se pueden ver a través de  ella.

domingo, 25 de noviembre de 2012

La Ruta del Silencio

Camino por el silencio pero el chasquido de las hojas me delata, los boletus me observan casi ocultos y las castañas se sumergen en el interior del “hojato”. El ganado también aprovecha el pienso del castañar y me mira con rareza. Los ratones corretean asustados mientras cae una rama seca desprendida por el viento. La niebla se apodera del barranco y la llovizna comienza a empapar la preciosa alfombra del otoño.



Los últimos castañares autóctonos de Tornavacas sobreviven en silencio, ajenos a la mano del hombre, del hombre del siglo XXI, el moderno, el que camina hacia su propio deterioro. El hijo de aquél que plantó estas hermosas figuras que hoy sobreviven como pueden ajenas al progreso, pero que son capaces de sacar la más hermosa de la emociones del propio ser humano.



El otoño en lo más alto del Valle del Jerte va expirando, el viento desnuda a la arboleda. La lluvia, aunque más escasa que otros años, también arrecia en lo alto de la montaña tornavaqueña y pronto se verán los picachos cubiertos de nieve. Mientras tanto disfrutemos de esta belleza efímera que se nos muere.

domingo, 27 de mayo de 2012

Tornapueblo

Tornavacas

Tornaverde

Tornalluvia

Tornanieve

Tornapiedra

Tornacharco

Tornanube

Tornaprado

Tornafuego

Tornafuente

Tornafiesta

Tornapuente

Tornamajales

Tornagente

Tornalibre

Tornasiempre

sábado, 14 de enero de 2012

Detalles de Nuestra Historia

En la belleza de algunos rincones se refleja el paso del tiempo. Sin apenas cambiar a lo largo de  los años  estas reliquias permanecen inmóviles, y continúan embelleciendo  el entramado de viviendas que se reparten a lo largo de la Calle Real.



Los detalles en las puertas de  madera de castaño o de roble, las inscripciones en latín arrugadas en el granito y casi indescifrables, los maderos recalzados que sirven de poyo en el resolano de la tarde fría y gris del invierno. Este tesoro inmóvil, todo este patrimonio Tornavaqueño debe de conservarse y cuidarse con esmero.







Estamos en la era digital y hasta el televisor nos parece antiguo pero a pesar de modernidad  y los avances tecnológicos,  todas estas reliquias arquitectónicas se conservan a lo largo del tiempo… y nunca pasan de moda.