sábado, 29 de diciembre de 2012

La Gran Dama

Cuando el astro rey está en todo lo alto y los cielos deslumbran de azul, todos los seres vivos rebosamos energía. La luz nos hace más vivos, útiles, felices y tiernos. Sin embargo cuando las nubes aparecen y ocultan al sol, todo se desvanece el silencio cae como un manto sobre todo.
A pesar de todo la niebla es un elemento más, necesaria como la luz. Si no hubiese días oscuros sería imposible observar esta  silueta oculta en los días claros.



Por muy oscuro que parezca, por muy negro que se vea, por mucho silencio que traiga la niebla, hay momentos que solo se pueden ver a través de  ella.

2 comentarios:

El tejón dijo...

Si señor, una gran dama esa maravillosa encina entre la niebla.
Saludos.

chalecú dijo...

Es una Gran Dama, por la longevidad que tiene, por la altitud a la que se encuentra más aún porque esta no es tierra de encinas, sencillamente porque es única.

Muchas gracias Tejón por tu comentario.

Un saludo.