domingo, 16 de noviembre de 2008

Barrera Yerba y Erizos

Como resquicios de un tesoro así quedan las cubiertas espinosas de la preciada castaña. Esperando a ser recogidos para no mezclarse con la hierba, aportando sin saberlo otra imagen bella en el otoño infinito.
Da igual donde se mire, da igual donde se ande, a donde quiera que vayas la estampa siempre agrada.

No hay comentarios: