martes, 6 de abril de 2010

La Flor de las Nieves

Como herencia de las nieves aparecen las flores de los cerezos.
Cuando las cumbres tornavaqueñas empiezan a descubrirse de las tupidas nevadas invernales, emergen las flores desde el fondo del Valle del Jerte cubriendo todas las laderas hasta el puerto de Tornavacas, imitando una extensa nevada primaveral.
Dependiendo del clima puede cubrirse el valle en su totalidad o tapando poco a poco las barreras, según avanza la bonanza climática en los primeros días en los que el sol deslumbra.
El impacto visual producido por las flores casi naciendo de la propia nieve, penetra en el corazón dando una sensación placentera , de disfrute natural en su máximo esplendor.

cerezos en flor en el valle del jerte
Cerezos en flor, Pico Torreón, Tornavacas

El conjunto de esta minúscula flor es el causante de la explosión continuada de belleza que cubre el Valle del Jerte en los inicios de la estación primaveral. Después el trabajo minucioso de las abejas será el que dé el resultado esperado, las deliciosas cerezas, criadas con amor y dedicación por los agricultores, y maduradas por el sol con un ritmo natural, pausado, propio de los ciclos que marca la madre naturaleza.

cerezos en flor valle del jerte
Flores de cerezo, Tornavacas


4 comentarios:

Vera dijo...

Qué preciosidad Chalecú!!!!!
"la herencia de las nieves", ... me gusta esta expresión que utilizas, esa herencia de blancura, de belleza, ... de hecho cuando las flores caen al suelo es como si éste se cubriese de nieve. Todo un auténtico fenómeno natural!.
Gracias Chalecú,llevaba esperando esta entrada ya hace días y ha sido una gran alegría para mí encontrarla hoy. Saludos

chalecú dijo...

Hola Vera,

Me alegro que te guste la expresión, es muy acorde a la floración de los cerezos. No es algo que yo me invente, es simplemente un misterio más de la Naturaleza. Cuando empiezan a retirarse las nieves de las cumbres, comienzan a florecer los cerezos, y visto desde Tornavacas parace una gran nevada en el Valle del Jerte. Por otro lado cuando se marchitan las flores se desprenden de sus hermosos pétalos imitando una gran nevada, eso es algo espectacular cuando tienes la posibilidad de verlo en directo.

Un saludo

Vera dijo...

Buenos días Chalecú!
Qué tal por el Valle?, ya mismo habrá cerezas. Cuánto anhelo una piña de cerezas como las que, antaño, nos hacían los padres y los abuelos!!!
Qué trasiego el del tiempo de las cerezas, ... el valle lleno de luz en la madrugada y de gente a los campos. Aunque creo que ahora la recogida de cerezas es diferente. Cada año va buscándose la comodidad y la gente ya no permanece tanto en los campos.
Yo lo pasaba genial: me daban las vacaciones en el cole y "p'al pueblo" los tres meses a ayudar a mi hermano a coger cerezas. Me encantaba ir después a bañarme en la garganta de los Infiernos.
Un saludo Chalecú

chalecú dijo...

Hola Vera,
No aún no hay cerezas, este año ha venido más tardío y se nota. Lo de la cerecera si ha cambiado mucho la gente ya no pasa tanto tiempo en el campo, se ha modernizado todo, es normal, las tareas agrícolas son duras y para las mujeres era muy duro ir al campo a escardar las cerezas y luego volver a casa y hacer las tareas domésticas. Ahora se organiza todo en las cocheras sólo se va al campo a recoger las cerezas.
Un saludo.