miércoles, 10 de septiembre de 2014

Algunas de Mis Labores

Sin apenas darnos cuenta el tiempo continúa su curso, avanza despacio pero no se detiene. Como las flores en primavera que pronto se convierten en fruto, maduran y mueren. Después las hojas van cambiando de color hasta que empujadas por el viento descienden a los pies de su dueño para enriquecer el suelo. Así como las hojas del otoño, con ese vaivén, poco a poco van desapareciendo algunas de las labores tradicionales que se han practicado durante toda la vida en Tornavacas.

"Escachapando las habas secas"


"De careo con el atajillo de cabras"


El modelo de vida está cambiando y no es posible detenerlo, tampoco deberíamos, pero si es importante, el hecho de conocer, recordar y sobre todo transmitir la forma de vida que tenían y aún tienen, algunos de nuestros antecesores tornavaqueños.

"Ordeñando las cabras"


"Afilando la guadaña"


 La irreparable pérdida de la “Generación de los Valores” se lleva consigo la parte de este patrimonio inmaterial que no ha podido ser transmitido a la siguiente generación. Cuando nos llegue el tiempo de recordar y enseñar la parte de este modelo de vida que nos tocó vivir, estaremos obligados a estudiar nuestra propia procedencia.

"Rellenando de agua fría el alambique"


"Un saco de hoja para el cochino"


Por eso resulta de extrema importancia resaltar, conservar y en la medida de lo posible seguir practicando algunas de estas labores, que sin duda ya no son de este tiempo, pero que sin ellas tampoco hubiésemos llegado hasta él.

"Tasajos oreándose"


"Barriendo la puerta por la mañana"


Aunque el tiempo a veces lo borra todo, siempre quedará la estela de aquellos que nos precedieron y nos inculcaron esas labores y esos valores que forman parte de nuestra existencia.

"Aclarando la siembra para el riego"


"Limpiando los granos con la marea"


4 comentarios:

El tejón dijo...

Una gran entrada, ha sido como visitar un museo pasar por aquí una vez más.
Saludos.

chalecú dijo...

El recorrido de la vida en sí, es un excelente museo Tejón.

Muchas gracias por "asomarte"

Un saludo.

Vera dijo...

Hola Chalecú, cuánto tiempo sin dejar un comentario en este maravilloso y siempre apetecible rinconcito tuyo. Gracias por las imágenes, siempre entrañables, con las que nos deleitas. Es un placer volver a estar aquí.
Un saludo.

chalecú dijo...

Hola Vera, para mí es un placer que te asomes a mi ventana y que te gusten las entradas que publico. Muchas gracias por tu comentario.
Un saludo.